ÁNGEL PETISME

angelpetisme_TheFOMOblog

Son muchos años ya los que Ángel Petisme lleva acompañándome. Sus palabras, cercanas, sinceras y netamente contemporáneas, siempre son un remanso de empatía y buenos sentimientos.


ALGUNAS CIUDADES

como algunas mujeres
te esperan toda la vida.
Y algunas palabras
son bálsamo de tigre
y buena compañía
hasta que te incineran.



AUTOPISTA A BERLÍN

Tengo deseo,
siento nostalgia del deseo.
Disfrutar de la luz y los soles del Mundo
del esplendor de la tristeza
y el testimonio de la antigüedad.
Siento deseos de desaparecer,
de fugarme contigo
a los mapas sin tiempo.
Sed del espíritu,
cervezas al mediodía
en Friedrichshain,
dejar de ser mi sombra,
repoblar de fantasmas
nuestra imaginación,
palpando la alegría
de verte respirar.



ME FALTA UNA PÁGINA ESTA NOCHE

Podremos dejar de vernos
durante años luz, millones de años luz,
pero en mi corazón hay una cala de aguas turquesas
con un cartel que pone: Reservado a tu nombre.

Podrá separarnos la sospecha,
el orgullo, incluso la vanidad;
es así por lo que los amantes
una tarde se dejan de buscar.

No necesito verte para sentirte.
Contemplo una piscina iluminada
y me baño en tus ojos.
Oigo todos los vientos del mundo allá afuera
y son un buen play-back para tus palabras:
Te quiero de lejos, te quiero de lejos.

Miles Davis me habla de ti,
Donald Fagen me cuenta de ti.
Hojeo la prensa de atrás hacia adelante,
parece que hay una vacuna ya inventada,
pero manda la pasta de los laboratorios …
Tú y yo estamos enfermos de otra cosa.

No necesito el teléfono para oír tu voz.
Creí haber leído todos los libros
pero me falta una página esta noche.



LAS COSAS DE VALOR

La argamasa que sustenta mis paredes
se hizo con lágrimas y manos soñadoras
y callosas de mis antepasados
y tierra de escombros y desprendimientos…
Así que el huracán
-que anunciaban las viejas emisoras
de alta mar- ha pasado esta noche
y muchas otras noches, su furia ha de venir…
Pero los muros se dejaban traspasar,
los goznes olvidaban viejos óvidos
y la casa ofreció mínima resistencia,
como se hace con el sufrimiento
cuando sin previo aviso te cubre de costras
y te cala los tuétanos con su bífida lengua.
Dicen que los budistas se entregan al dolor
de esta manera y eso les hace sabios
y de edad y memoria transparentes…

Así tras los años, los cantos de sirena,
las mentiras, viendo pasar los cielos solitarios,
he aprendido a salvar las cosas de valor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s